Breña Alta

Haga "clik" sobre las imágenes para ampliarlas

 

Antiguo cantón de Tedote.

Tras la conquista Castellana, las familias nobles instalaron en estos pagos sus solariegas e inmensas haciendas de veraneo.

Rica por sus tierras, rápidamente se expandió como zona agrícola por excelencia.

Los principales barrios son San Pedro (Casco Urbano), Breña (San Isidro), Las Ledas, Buenavista de Arriba, Buenavista de Abajo, Botazo, Miranda, El Llanito y La Cuesta.

 


 

 En el siglo XVI, se instalan en La Palma portugueses,

genoveses, flamencos e ingleses abriendo el mercado del azúcar y el vino con Europa y el Nuevo Mundo recién descubierto.

Los municipios se fueron desarrollando en aquellos lugares donde el agua era más abundante y eso bien lo sabían los aborígenes y los Franciscanos instalados en la isla 75 años antes de la conquista por parte de la corona.

Breña Alta fue el municipio donde se elaboraban los mejores caldos de la isla y así lo dejó grabado el portugues Gaspar Frutuoso. 

Existió en Breña Alta, una fuente que llevaría el nombre de "La Fuente de Los Ingleses" hoy desaparecida pero que dió comienzo a la expansión agrícola y la instalación de las familias con gran poder económico.

Junto a dicha fuente fue construido el Horno de la Teja del cual no tenemos fecha de construcción siendo el responsable de la instalación de las grandes haciendas que podemos observar en pie en la actualidad.

Iglesia de San Pedro Apostol

Dedicada a San Pedro Apóstol no se sabe a ciencia cierta el año de fabricación.

El primer documento de su existencia data de 1539, cuarenta y siete años después de la conquista.

En 1552 se colocó la pila bautismal de barro verde que es la misma que hoy existe, en ella fueron bautizados los Benahoaritas que quisieron convertirse al cristianismo por parte de las tropas Castellanas.

A las afueras, donde hoy se encuentra la plaza de La Lealtad, existió un cementerio Municipal hasta el 29 de Junio de 1862 que se inaugura el actual.

La antigua ermita de San Pedro contaba con una sola nave, una capilla mayor y otra colateral. Después de 1622 se fabricó una pequeña capilla colateral en el lado del Evangelio, denominada de las "Santas Cruces", para colocar dos pequeñas cruces encontradas, según la leyenda, en el interior de un trono de laurel. El templo adquiere su fisonomía actual en la década de 1680, cuando los vecinos construyeron una nueva capilla mayor ayudándose de las "creces" del pósito. El retablo mayor con columnas salomónicas en el primer cuerpo, fue construido entre 1711 y 1718 y donado por el pintor Juan Manuel de Silva en 1737.

El campanario fue reformado en su totalidad en el año 2013

 

 

Pila Bautismal de barro vidriado verde, lleva en Breña Alta desde el año 1552 fecha en la que fue vendida por la Iglesia Matriz de El Salvador en Santa Cruz de La Palma a este templo.

Fue la pila con la que se bautizó a los últimos Benahoritas convertidos al catolicismo en tiempos de conquista en nombre de Castilla.

Los primeros aborígenes bautizados fueron convertidos por parte de los Franciscanos 71 años antes del desembarco en Tazacorte.

Iglesia de San Pedro.

Palmeral de Breña Alta
Palmeral de Breña Alta

En el barrio de San Miguel, se encuentra la ermita que lleva su nombre construida en 1705 por el licenciado Carlos Doménech.

En en el retablo preside San Miguel Arcángel Patrón de la isla y a su izquierda la única imagen dedicada a la Virgen de Aránzazu en La Palma junto a San Miguel Chapel.

Los Álamos Museo del Puro y Las Cruces

Centro temático Los Álamos , Museo del puro y las cruces.

El Parque contiene: Centro Temático del Puro, Centro Temático de Las Cruces, plazoleta y templete donde reviviremos tiempos pasados. Además, hay Tienda de artesanía y bodegón Canario.

Buenavista de Abajo

 

 

 

 

Molino de Buenavista:

Construido en 1862 por Don Isidoro Ortega Sánchez por encargo de Don Manuel Cabezola y Carmona.

En el año 2016 fue adquirido por el Ayuntamiento para su restauración.

 

La Estrella.

Estas tiendas eran también conocidas como casas "Alpendre" debido a su pórtico de madera de estilo portugués.

Tanto en Breña Alta como Breña Baja podemos encontrar estas singulares construcciones en los bordes de los antiguos Caminos Reales, siendo construidas la mayor parte a principio del siglo XX.

 

 

Acueducto del barranco de Espanta Cuervos.

Área de protección florística y Protección Paisajística.

Conjunto Arqueológico.

El 16 de Enero de 1957 La Palma sufrió la mayor tragedia del siglo XX.

A las 6:00 horas de la mañana. Las nubes descargan toda su agua en los montes de La Palma siendo el principal el embotellamiento de la zona de la Cumbre, justo encima de lo que conocemos como el túnel Chico de la Cumbre, donde los barrancos forman un embudo natural.

Las cifras hablan de 22 víctimas en Breña Alta y dos en la Villa de Mazo (24 en total) en los pagos de Tirimaga y Montes de Luna.

En la riada, también perdió la vida toda una familia, caso del matrimonio formado por Salvador Rodríguez Álvarez de 49 años y su esposa Benigna Cruz Martín (45) y sus tres hijos, Yolanda, Salvador y Terencio, de once, siete y tres años de edad, respectivamente.

 

 

Polvorín de Calcinas.

Construido para la guarda de munición del Castillo de Santa Catalina. Destruido en 1896 por una explosión. 

Hoy en día se encuentra en estado de abandono.

Para saber más visite nuestro álbum Historia militar de La Palma.

Portones de Breña Alta

Desde la conquista de San Miguel de La Palma hace ahora 524 años, se instalaron en ella familias con poder y fueron estas las que instauraron las políticas económicas y sociales.

Aunque mayoritariamente su lugar de residencia eran Santa Cruz de La Palma y San Andrés estas optaron por construir residencias de veraneo en las Breñas (lugares de maleza abundante).

Eran estos, propietarios de la mayor parte de las haciendas y para mostrar su poder construyeron esos portones que nos acompañan en la actualidad.

No todos podían obtener el galardón de poseer un portón, pues necesitaban de la autorización de "El Cabildo" y sus regidores.

Según el poder político, militar, religioso o económico obtenían la autorización para que dicha fábrica pudiera ser engalanada con almenas, cuantas más almenas mayor poder.

Breña Alta en su barrio de Miranda, cuenta con la única portada de Canarias de cinco almenas.

 

 

Casa Massieu - actual Casa de la Familia Rodríguez

Casa Yanes Carrillo

Monasterio del Cister

Imaginemos por un momento y hagamos retroceder nuestra imaginación hasta las tierras feudales de los Países Bajos y justamente al año 1241, siendo esta, la fecha más antigua de la que disponemos para describir el siguiente documental fotográfico.

La importancia que tuvo La Palma después de la conquista a nivel mundial es algo impensable hoy en día pues aquí se establecieron familias reales que dejaron un patrimonio único en el mundo.

Desde la península de Huiisirig (Países Bajos) llegaron a La Palma nombres propios que marcaron toda una historia, en este caso hablamos del apellido Groenemberg descendientes de la familia más poderosa de Europa, llegada a nuestros días como Monteverde.

En 1524, nace en Santa Cruz de La Palma doña Ana de Monteverde Cabeza de Vaca, última heredera de la familia Groenemberg quien en la madurez casó con el caballero Goat Steré General de la Isla por su S. M., Alcaide de todas sus fortalezas, Gobernador de las armas y Regidor de su ilustre Cabildo.

Al no dejar descendencia, la propiedad de Breña Alta conocida como la Gloria fue vendida a Marquesa Dolores Van de Walle y Fierro fundadora en 1946 del Monasterio Cisterciense de La Santísima Trinidad mas conocido como el Cister.

El 27 de mayo de 1946 llegan desde el convento de Teror en Gran Canaria 12 hermanas estableciéndose en la finca, dedicando su vida a la clausura, hoy tan solo seis monjas dedican su vida a los demás ofreciendo no solo su famosa repostería si no la hospedería en un entorno de suma tranquilidad y devoción.

 

Nuestra gratitud al padre Félix Manuel Santana Ramos y a la  Fraternidad de Servidores del Corazón Sacerdotal de Jesus 

El 12 de Mayo de 1930, el Delegado del Gobierno, Don Manuel Rodríguez Acosta, inaugura el que sin duda será el hotel más elegante de La Palma, el "Gran Hotel Florida".

La orquesta Broadway ejecutó brillantemente escogidos números de su selecto repertorio.

La Hacienda de La Playa o Hacienda del Pozo como se la conocía en el siglo XVII fue adquirida por don Nicolás de Sotomayor Topete y Massieu Regidor del antiguo Cabildo de La Palma. 

En 1807 tras el enlace matrimonial de don Lorenzo y Doña Bárbara de Monteverde y Sotomayor construyeron la casona con reminiscencias de arquitectura Colonial. Funcionó como vivienda particular del matrimonio hasta que en 1934, Don Manuel Rodríguez Acosta lo convierte en el Gran Hotel Florida, hasta su cierre en 1938 debido a la persecución política de la Guerra Civil. Entre estos años, el hotel alcanzó fama internacional siendo los Ingleses los turistas que más lo visitaron. 26 increíbles habitaciones con baño incluido hacían de este hotel uno de los más emblemáticos de Canarias. Canchas de tenis, piscina, jardines con pérgolas, eran sinónimo de lujo y Bienestar. Hubo varios intentos de reflotar el hotel entre 1950 y 1965, pero la mala calidad de la carretera hizo imposible su re apertura. En los años 80, la familia Acosta decide instalar en él un Kinder, el cual estuvo en funcionamiento varios años. En su interior se encuentra el único molino hidráulico que queda en la isla.

Playa de Bajamar

Parroquia de San Isidro

Parroquia de San Isidro.

Erigida como ermita en 1945 sobre terrenos cedidos por Don Marcelino Pérez.
En 1940, los vecinos colocan la primera piedra.
La plaza fue reconstruida en 1996

San Isidro

Feria de ganado de San Isidro

 

 

 

Cada mes de mayo, Breña Alta celebra la fiesta ganadera de raza palmera.
Con el fin de rendir homenaje a todos las personas que lo hacen posible, en el año 2007 fue instalada en la zona un monumento a nuestra raza autóctona obra del Escultor Francisco de Armas.

Ermita de Nuestra Señora de La Concepción

Situada en lo alto del Risco de La Somada se encuentra una ermita llamada de La Concepción.

La primera escritura que conocemos nombrando este edificio data de 1556 cuando la familia Cabeza de Vaca adquiere las llamadas Caldereta de Fuera y Caldereta de dentro.

Desde la península de Huiisirig (Países Bajos) llegaron a La Palma nombres propios que marcaron toda una historia, en este caso hablamos del apellido Groenemberg descendientes de la familia más poderosa de Europa, llegada a nuestros días como Monteverde.

Doña Ana de Monteverde Cabeza de Vaca, última heredera de la familia Groenemberg casada con el caballero Goat Steré General de la Isla por su S. M., Alcaide de todas sus fortalezas, Gobernador de las armas y Regidor de su ilustre Cabildo heredó tras la muerte de su marido todos los pagos de las Breñas cediendo parte de sus tierras para la construcción de la ermita y más tarde vendiéndolas a la familia Fierro.

En 1661 se celebra la primera fiesta en honor a la virgen de La Concepción y desde entonces, el Risco de la Somada se le conoce como Risco de La Concepción.

El Mirador de La Concepción.

En 1914, el periódico El Progreso y el Diario de La Palma, publican la idea del periodista Luis Gómez Wangüemert de la construcción de un monumento de piedra en lo alto del Risco de La Concepción como homenaje a los Palmeros que emigraban a Cuba y de bienvenida a los que regresaban.

Don Luis Gómez Wangüemert, nació en Los Llanos de Aridane en 1862 siendo luchador incansable en la Guerra de Cuba del lado español.

Los años y la experiencia le enseñaron rápidamente que había luchado en el bando equivocado por lo que dedicó su vida a unir Canarias con Cuba.

El Mirador de La Concepción, La Avenida de Cuba (hoy Avenida del Puente), la implantación de empresas tabaqueras en La Palma y libros dedicados a su tierra natal fueron solo algunos legados que nos dejó este insigne palmero.

El 19 de noviembre de 1934, el Ayuntamiento de su ciudad natal, Los Llanos de Aridane, agradeció su lucha por los canarios de Cuba a través de la fundación de una calle en su honor.

Aeropuerto de Buenavista

A comienzos de la década de los años cuarenta, en plena autarquía, las autoridades insulares del nuevo régimen y otros sectores de la población pensaban en serio en la necesidad de construir un aeropuerto en La Palma. La Isla contaba entonces con una población de algo más de 60.000 habitantes y la única posibilidad de comunicación con el exterior era a través del mar, en un servicio con una periodicidad de tres veces por semana a cargo principalmente de los correíllos negros de Compañía Trasmediterránea, con el tráfico de personas y mercancías concentrado en el puerto de Santa Cruz de La Palma.

A mediados de 1945 llegaron a La Palma los oficiales Font y Cañadas, enviados por el Mando Aéreo de Canarias, quienes, en unión del delegado del Gobierno y presidente del Cabildo Insular y el alcalde de El Paso, visitaron unos terrenos situados en el Llano de las Cuevas y en el Llano del Pino, localizados a unos 800 metros de altitud, los cuales, por su extensión y planicie se consideraban posibles emplazamientos para el futuro aeropuerto insular, considerando tanto su situación como su distancia respecto de los principales centros de población.

Por entonces estaba en proyecto la construcción la carretera de la Cumbre, con un túnel que atravesaría la sierra en dirección Este-Oeste. El mayor inconveniente para el futuro aeropuerto estaba, precisamente, en la proximidad de la montaña, que se eleva a una altura de 1.000 metros y origina vientos descendentes que generan turbulencias, lo que podría afectar negativamente a las maniobras de los aviones.

Unos días después, en agosto, los comandantes Font y Penche visitaron otra vez los terrenos citados, avanzando así en el trabajo de campo encomendado para decidir el posible emplazamiento del campo de aviación, manifestando entonces que “sin ulteriores experimentos no pueden indicar de momento si este lugar tiene condiciones” para ello. Los visitantes y las autoridades insulares fueron agasajadas en el Teatro Monterrey, regentado entonces por Vicente Monterrey Hernández.

Sin embargo, poco tiempo después se comprobó que los estudios realizados en la zona no eran favorables, debido a las fuertes turbulencias registradas.

En el mes de junio llegó la confirmación oficial de que la opción de El Paso era inviable.

Sin embargo, el asunto no pasó desapercibido en otros municipios, caso de Puntallana. En el mes de julio reclamó las gestiones necesarias para que se hiciera el estudio de las condiciones meteorológicas en la costa de Martín Luis.

En enero de 1952,comienzan las obras con un presupuesto total de 298.786.164 pesetas, 179.574 euros.

El 23 de Octubre de 1952 se realiza el primer aterrizaje en La Palma estando todavía la pista en construcción, una avioneta Stinson del Aeroclub de Tenerife llamada Nuestra Señora de Las Nieves, pilotada por Santiago Jiménez aterrizó en el aeropuerto de Buenavista.

Por entonces estaba en construcción la nueva torre de control, que entró en servicio en 1960. El edificio, que todavía existe, está formado por dos plantas de 30 metros cuadrados cada una y estaba equipado con aparatos de VHF y HF, así como de radiotelegrafía para establecer comunicación con los aviones.

Sin embargo, el aeropuerto de Buenavista tenía los días contados. El accidente de un avión F-27 de Iberia, el 5 de enero de 1970, que se salió de la pista en el momento del aterrizaje y cayó por el talud norte, precipitó los acontecimientos. Apenas tres meses después, las operaciones pasaron al nuevo aeropuerto de Mazo, que habría de marcar una nueva etapa en la historia de las comunicaciones aéreas de la Isla, de tan vital importancia.

Enero de 1970, el nuevo titular del Ministerio, general Julio Salvador Díaz Benjumea, visitó las obras, que estaban a punto de concluirse. El 24 de febrero aterrizó el primer avión, un DC-3 del Ejército del Aire tripulado por el comandante Benítez Góngora, en el que viajaba, entre otras personalidades, el general-jefe de la Zona Aérea de Canarias, Miguel Guerrero. El 3 de abril siguiente se iniciaron los vuelos directos entre La Palma y Gran Canaria con aviones Fokker F-27.

El 1 de abril de 1980, se abrió al tráfico la nueva pista de vuelo

Héroes con vocación - Parque de bomberos de Breña Alta

HÉROES CON VOCACIÓN

Cuenta la historia, que en el siglo XVI, San Juan de Dios se lanzó a las llamas en el hospital de Granada salvando a cientos de enfermos.

En 1953 fue establecido el patronazgo de San Juan de Dios a los Bomberos.

El ser humano, por naturaleza, posee una admiración sin precedentes a la figura del bombero, personas con nombres y apellidos que dejando atrás su vida personal ejercen una profesión que muy pocas personas podrían realizar, fuerza, valentía y honor son tres iconos primordiales para describir a estos profesionales.

La historia de los bomberos en La Palma, comienza tras el incendio de La Alaska en Santa Cruz de La Palma el 5 de enero de 1990.

Anterior a esta fecha no existía en la isla cuerpo de profesionales, siendo el propio pueblo el que actuaba en caso de emergencias.

Por entonces gobernaba en el Ayuntamiento el ex Alcalde Don Antonio San Juan y es por parte de manos privadas cuando surge la idea de la creación de abrir un parque de bomberos. Tras muchas pegas y avatares, se inaugura en la calle Abenguareme de Santa Cruz de La Palma el primer y único parque de bomberos de la isla.

No es hasta el año 1995 cuando por manos de El Cabildo y de la UU.EE se crean tres parques de bomberos en La Palma, siendo el principal el parque situado en Breña Alta, seguido por el de La Laguna en Los LLanos de Aridane y San Andrés y Sauces.

Camino Real de Los Puertos

En el año 1700, Felipe V crea el cuerpo de Ingenieros del ejército para la construcción de caminos Reales sufragados por el Estado.
En La Palma, tenemos varios de estos caminos Reales los cuales eran utilizados para el traslado de personas y mercancías de un Punto a otro.
Este en particular, es el camino Real de Los Puertos que lleva desde Santa Cruz de La Palma hasta Tazacorte.
Una maravilla según vamos subiendo las montañas.

Area Recreativa Pared Vieja

Camino de Las Fuentes