El Pamir

Seis años en el Puerto Palmero

Haga "clik" sobre las imágenes para ampliarlas

Mucho se ha escrito sobre el velero Pamir.

En este álbum intentaré reflejar con imágenes y textos la historia de un velero el cual atracó en la vida de los Palmeros.

Pero, ¿cual fue la causa de su aparición y desaparición en la historia de nuestra isla?

 

 

Construido en julio de 1905 en los astilleros Blohm & Voss en Hamburgo -Alemania- , era un buque de cuatro mástiles.

Su eslora era de 114,50 metros y una manga de 14.

Comienza su andadura en el transporte del conocido "Nitrato de Chile".

Se construyeron un total de 5 navios dedicados sobre todo al transporte de este abono orgánico.

El nombre de Pamir viene dado de las montañas más altas de Asia " Techo del mundo"

 

 

Letrero de NITRATO DE CHILE podemos verlo a la entrada de la Calle Real en Santa Cruz de La Palma, fue pintado por Adolfo López-Durán Lozano. Dichos letreros se colocaron en todos los puertos de España en el año 1925, cinco años después de la partida del Pamir.

Es en plena Primera Guerra Mundial, 1914 cuando el buque, al mando del capitán Jürgen Jurs, entra en el puerto de Santa Cruz de La Palma huyendo de la persecución de un submarino.

 

 

 

 

Capitan Max Jürgen Heinrich Jürs (sentado) en una fotografía tomada en Santa Cruz de La Palma entre 1917-1920.

Fotografía cedida por Historia de La Palma
Fotografía cedida por Historia de La Palma

 

 

 

 

 

El Pamir en el puerto de Santa Cruz de La Palma.

 

 

 

Tarde del 4 de Octubre de 1914, el velero de 4 mástiles entró en el puerto con las velas plegadas.

Era tan majestuoso que sus velas podían ser vistas desde kilómetros de distancia.

La longitud total de las velas eran de 3.800 m2

Es a partir del 4 de Octubre cuando la tripulación del Pamir pasa a formar parte de la historia marítima de La Palma.

 

Don José Pérez Vidal el día de la llegada del barco escribió. “De repente arrió todas las velas, tomó rumbo al muelle y pudo verse una fragata de cuatro palos, inmensa, de bandera alemana, que, como después se supo, venía huyendo del posible ataque de un submarino”.

 

Don José Manuel Sicilia, recogidas por el insigne periodista Don Juan Antonio Padrón Albornoz:
“¡Venía abriendo la mar!”


 

 

El recibimiento de los Palmeros al velero fue de gran júbilo.

Al puerto llegaban gentes de todas partes de la isla.

 

 

A partir de aquí, comienza una historia de 6 años donde la tripulación del Pamir se va mezclando con la población Palmera, en la cual algunos de ellos contrajeron matrimonio y tuvieron descendencia.

(Fotografía del puerto de Santa Cruz de La Palma)

 

destacar la estrecha relación que se mantuvo entre la tripulación y las gentes de Santa Cruz. De este vínculo de amistad surgió la celebración de varias bodas, tal es el caso de Fernand Leopold quien, el 9 de septiembre de 1917, contrajo matrimonio en la parroquia matriz del Salvador con la señorita Juana García Fernández, a este le siguió el enlace entre el tripulante Hans Kolbe y la señorita Isabel Brito en 1918. También se llegó a celebrar sobre la espaciosa cubierta de la PAMIR el tradicional baile de Fin de Año.
Aunque no todo fueron alegrías. El 23 de abril de 1919, despejándose ya las brumas de la guerra, al poco de nacer su hijo falleció Fernand Leopold, cuyos restos mortales descansan en la actualidad en el patio 3º norte del cementerio municipal de Santa Cruz de La Palma. Otros tres marineros murieron también durante aquellos años, todos ellos reposan hoy en la misma tierra que les acogió.

 

 

Ferdiand Leopoldt , fotografiado en el Pamir en Santa Cruz de La Palma en 1917

 

 

Capìtanes del Pamir a lo largo de su historia.

Galeria de imágenes

 

 

Al término de la guerra, el Capitán Jurs, recibe un telegrama ordenándo tomar rumbo a Hamburgo.

Muchos fueron los marineros Palmeros que se enrolaron en el Pamir.

el 4 de Marzo de 1920, el velero pone rumbo a las costas de Tenerife llegando el día 6.

 

 

 

 

 

Desde 1920 hasta 1950, el velero fue utilizado para el transporte de todo tipo de mercancías.

En diciembre de 1950 fue vendido, en unión del velero Passat, al chatarrero Van der Loo, de Amberes, para desguace. Sin embargo, en enero de 1951 lo compró H. Schliewen, de Lübeck para utilizarlo como buque escuela.

Exposición filatélica

Maquetas del Pamir

 

1957, año de la tragedia.

600 millas al SSW de las Azores, en viaje de la Argentina a Alemania con un cargamento de grano. El desastre tuvo gran repercusión internacional y en Alemania adquirió caracteres dramáticos, pues desaparecieron 80 hombres, entre ellos 51 jóvenes cadetes de la Marina Mercante y sólo lograron salvar la vida, en condiciones muy penosas, seis tripulantes.

 

11 de Septiembre de 1957, 11:15 horas. El huracán “Carrie” se produjo entre el 5 y el 23 de septiembre de 1957 y figura como un caso excepcional en la historia de la meteorología, pues, teniendo características de ciclón tropical, ha sido el que más se ha acercado a Europa alcanzando una latitud más septentrional (50º N 17º W), así como la insólita trayectoria descrita, llegando a cruzar las Azores, todavía en plenitud, con rumbo NE.

 

El último SOS audible del Pamir fue captado a las 12,54 horas, y otro ininteligible a las 13,03 horas (11,03 GMT). Por el testimonio de los supervivientes, el naufragio se produjo en unos treinta minutos, cuando el barco se encontraba en la posición 35º 57’ N y 40º 20’ W, a unas 600 millas al SSW de Azores.

 

La tragedia se saldó con 80 vidas de las 86 que integraban la tripulación

 

Imágenes del rescate y supervivientes.

La Película del Pamir

En el 2006, la televisión Germana realiza un film de 3 horas de duración titulada "La tragedia del Pamir".

Dirigida por Kaspar Heidelbach, refleja los últimos momentos del Pamir.

En la actualidad se conservan algunos restos del naufragio repartidos por todos aquellos lugares de Alemania con los que la PAMIR tuvo algún vínculo. En la iglesia de San Jakobi, en Lübeck podemos ver la lancha nº 2 casi completa —solo le falta un trozo de la aleta de babor en la popa—; en su capilla de la torre norte hay un recuerdo permanente dedicado a los hombres de mar “que nunca retornaron”. El Museo Marítimo Schiffahrts de Brake conserva el costado de estribor de la lancha nº5, un salvavidas y una puerta de madera con ojo de buey en latón. Otro museo, el Marítimo de Bremerhafen expone un trozo muy pequeño de una de las lanchas. En la iglesia de Santa Caterina, en Hamburgo, se halla una placa conmemorativa con la lista de los miembros de la tripulación. Otra placa de similares características existe en Willington, Nueva Zelanda.

 

 

Un homenaje a la historia de un velero que de los 52 años que permaneció en activo, seis, crearon historia en la marina de La Palma y en sus habitantes.

 

 

Datos historicos obtenidos de: 

 

- escoben.blogspot.com.es

 

http://delamarylosbarcos.wordpress.com