Molinos de La Palma

Haga "clik" sobre las imágenes para ampliarlas

 

He querido con este documental fotográfico, dar un gran paseo a lo largo de la isla para conocer un poco más el funcionamiento y la historia de los molinos de nuestra tierra.

Algunos ya han desaparecido, otros, en cambio, adornan nuestros municipios como gigantes llenos de magia.

Te hacen retroceder en el tiempo, eran lugar de reunión, de fiesta, muchos fueron los matrimonios que salieron de debajo de sus aspas.

Ya, desde muy antiguo, los aborígenes Palmeros conocían el arte de moler para alimentarse, eran ruedas de piedra que giraban a mano, pero el ingenio hizo que el progreso llegara. He aquí toda una cultura y una historia viva de una tierra.

 

 

 

Comenzamos esta historia retrocediendo en el tiempo para comprenderlo mejor.

Nuestros aborígenes recolectaban rizomas (semillas de helechas) para la producción del gofio o harina.

Estos productos se dejaban secar al sol para luego pasarlos por la piedra.

Como observamos en la fotografía, la piedra superior tiene unos pequeños orificios en los cuales se introducía un palo de madera para hacerlo girar mientras que la piedra inferior se mantiene quieta.

El rizoma, trigo o millo se introduce por la boca y se va poco a poco girando hasta conseguir harina.

Esta harina luego tostada se convierte en gofio, producto Canario de un gran valor nutritivo.

 

 

 

Con el transcurso de los años, el ingenio humano se va apoderando de esta cultura.

En esta fotografía, observamos como ya las piedras son introducidas en un cajón (dornajo) de madera para facilitar la recolección.

 

Son los pagos de San Andrés y Sauces, Santa Cruz de La Palma y El Paso, los que más abundancia de aguas poseen, siendo rápidamente Canalizados.

Al principio las canalizaciones se realizaban tallando en la misma roca y tarjeas ( Canales) de tea. No es hasta mediados de los años 40 del siglo pasado cuando se acometen las principales obras hidráulicas de la isla.

Estas canalizaciones fueron aprovechadas para la construcción de molinos de agua e ingenios azucareros.

Es gracias a los molinos hidráulicos, que la población de La Palma pudo sustentarse en momentos de penurias como en épocas de guerras.

Los primeros molinos que se crean en la isla, son los de San Andrés y Sauces, ordenados a construir por Alonso Fernández de Lugo, seguidos por los del Barranco del Río en Santa Cruz de La Palma y los de la Caldera de Taburiente en el Valle de Aridane.

En época de verano, los manantiales bajaban su cauce en gran cantidad y el agua era utilizada solamente para el abastecimiento público, por lo que se opta por la construcción de molinos de viento en lugares clave, siendo Garafía el municipio con más edificios de este tipo de toda la isla.

De los 10 molinos de viento que quedan en la isla, solamente dos han sido reformados en su totalidad: El Molino de Las Tricias en Garafía y el Molino de Mazo, el resto se encuentran en estado de ruina.

De los 7 hidráulicos, solo uno, el Regente en San Andrés y Sauces ha sido conservado y mantenido como en antaño, también los del Remanente en Las Nieves han sido reformados aunque no conservan la maquinaria.

El único molino de viento hidráulico que se conserva en la isla está en buen estado y está situado en el antiguo Hotel Florida de Breña Baja.

Villa de Garafía

 

 

La Villa de Garafía y Santa Cruz de La Palma son los Municipios donde existen más cantidad de molinos, bien de viento o bien de agua , aunque cada Municipio contaba con varios de ellos.

Pero si hay un Municipio que pueda presumir de molinos de viento ese es Garafía.

La producción de cereales era propiedad del molinero o bien producida por los agricultores los cuales transportaban los sacos al molino y pagaban por el servicio.

Algunas veces, si la producción no dejaba ni "un mísero real" se realizaban trueques a cambio del servicio, bien se pagaba con almendras, papas, cestos, canastas o trabajo gratuito al molinero en su producción propia.

 

 

 

Molino de LLano Negro:

Fue construido en 1907 por el Garafiano Don Esteban Pérez González.

Estuvo en funcionamiento hasta 1974.

LLano Negro 1956
LLano Negro 1956

 

 

Junto a los molinos se construían la vivienda de los propietarios, los almacenes y los establos de las bestias, bien vacas, toros o mulas.

 

 

 

 

Como casi todos los molinos de la isla, constan de 12 aspas de tea, aunque los más veloces contaban con 15, cuantas más aspas mayor velocidad de producción.

Eran construidos en zonas de viento, algunos de ellos, fueron cambiados de lugar como este de Santo Domingo, el cual se construyó Junto a la Iglesia, al no ser productivo, se cambió a su situación actual.

Las aspas eran movidas por telares, con el transcurso de los años, estas fueron cambiadas por tableros de madera o por planchas de metal.

Santo Domingo de Garafía 1956
Santo Domingo de Garafía 1956

 

 

 

Molino de Marcelino:

Situado en Santo Domingo, fue construido en 1902.

Estuvo en funcionamiento hasta 1974

 

 

 


Molino de Marcelino 1956
Molino de Marcelino 1956

 

      Molino del Calvario:

Es uno de los molinos más antiguos de Garafía, no consta fecha de construcción pero si fue dado de alta en 1907 por Don Antonio González Pérez.

 

 

Molino de Las Tricias:

Situado en la Montaña de El Canario.

Fue propiedad de Don Santiago Martín y Don Evaristo Pérez Rocha.

Estuvo en funcionamiento hasta 1953.

en el año 2000 fue vendido y restaurado, hoy nos acompaña con todo lujo de detalles.

Garafía 1950
Garafía 1950

Puntagorda

 

Molino El Roque:
Construido en 1885 por encargo de José María Rodríguez Álvarez
Construido por los Hermanos Acosta carpinteros Garafianos.

 

 

 

Esta maravilla de molino situado en Puntagorda a unos 50 metros de la carretera general, nos demuestra como el abandono puede acabar con la historia de un Municipio.

Tijarafe

Molino de Isidoro Clemente Rodríguez.

Aunque la isla de La Palma en pleno siglo XIX fue primogénita en muchos aspectos culturales e industriales tales como el teléfono, la luz eléctrica, la prensa..el analfabetismo en zonas rurales era de gran importancia, tanto que tan solo el 20% sabían leer o escribir.

Quizá por imaginación, quizá por necesidad, existieron personas que nos dejaron inventos que traspasaron fronteras, otras han muerto en el olvido debido al avance industrial.

Nuestro pequeño homenaje va dedicado esta vez a un humilde agricultor, amante de su municipio y amado por su pueblo , Don Isidoro Clemente Rodríguez Martín.

Nacido en Tijarafe en 1865 fue padre de 11 hijos y en sus ratos libres, dejaba volar su imaginación.

Veía como los vecinos, caminaban largas distancias para poder moler el trigo en los molinos de Tazacorte y Los Llanos de Aridane, aquellos caminos angostos, sin iluminación que en algunos tramos solo alcanzaban el ancho de un pie de mujer y quiso hacer algo por los suyos.

Fue entonces cuando a don Isidoro se le ocurrió fabricar un molino de viento en el barrio de La Punta,, único en su clase en toda Canarias.

Las molinas diseñadas por Isidoro, constaban de una edificación cilíndrica construida de piedra volcánica con un capuchón de chapa metálica y aspas de madera con eje metálico que funcionaba a gran velocidad atendiendo con mayor rapidez en tiempos de mayor demanda.

Dentro del molino, existía una tanqueta rectangular que ofrecía un movimiento perpetuo, lo que significaba que no hacía falta mano humana para la molienda dando tiempo al molinero a realizar otras funciones.

De lo que hablamos es tan técnico que hoy recibe el nombre de TERMODINÁMICA..algo asombroso para una persona que sin tener conocimiento alguno de ciencia fabricó algo revolucionario para su tiempo, su nombre en la actualidad es "MANOS LIBRES".

Don Isidoro fallace en 1957 y gracias a los recuerdos familiares, estos datos pueden ser rescatados del olvido.

 

Villa de Mazo

 

 

 

Molino de viento de Monte Pueblo:

Molino de artesanía Aborigen.

Construido por don Isidoro Ortega Sánchez en 1867.

Este molino es de los pocos que quedan en la isla en perfecto estado, es por ello, que nos detendremos en él un poco para conocer su funcionamiento.

 

Don Isidoro Ortega Sánchez fue uno de los mayores constructores de molinos tanto de La Palma como de otras islas.

Artesano y autodidacta, fabricaba en lo que hoy es la fábrica de artesanía aborigen la maquinaria necesaria para la construcción de los molinos.

Don Isidoro nace en Santa Cruz de La Palma en 1843 y fallece en La Gomera en 1923 a causa de una infección en uno de sus muslos cuando construía uno de sus molinos.

Su ingenio construyó el molino que observamos a continuación


Cúpula y veleta en la parte superior del molino.

Las veletas tenían la función de conocer la dirección del viento.

Los molinos eran girados a mano hasta la dirección correcta.

Cada molino tiene un peso de más de 5 toneladas.

Vista general de la maquinaria.

Eje del molino.

Es tal la fuerza generada, que las paredes de los molinos se construían de metro y medio de ancho para evitar el ruido.

 

 

El molino Consta de tres niveles.

1- Donde está situado el molino.

2 - Donde se encuentran todos los engranajes y zona de producción.

3- Base y zona de producción - almacén. (Fotografía inferior)

Parte inferior.

Como se puede observar en la fotografía existen dos ruedas de madera una de 3 metros y otra de un metro de diámetro, ambas unidas entre sí por una eslinga de cuero.

La fuerza del viento era aprovechada no solo para la molienda del trigo o del millo, también para generar electricidad.

Don Isidoro contaba con su propia cerrajería y construía los materiales necesarios para la construcción y reformas de sus molinos.

 

 

 

Fotografía de ruecas construidas en las cerrajería de don Isidoro.

 

 

Matriz de fundición.

Estas matrices eran construidas de madera para luego darle la forma en la arena y añadir el acero.

Impensable como podían hacer las muescas por ambos lados en una sola pieza sin uniones.

 

 

La Tolva era el lugar donde el molinero descargaba los sacos de trigo o millo para su molienda.

Como curiosidad destacar que de noche, cuando el molinero descansaba, se colocaba una lata dentro de la tolva, encima del millo o trigo. Cuando esta se acababa, la lata caía sobre la piedra y generaba un ruido infernal, esto significaba que ya estaba listo.

 

 

Todos los molinos cuentan con dos piedras una superior que es la que gira y otra inferior estática.

El millo o trigo cae en el centro de estas.

El desgaste de las piedras era normal, necesitaban ser izadas a menudo para ser picadas a mano y volverlas a introducir en su lugar.

Don Isidoro Ortega construyó un mecanismo con el cual, una sola persona podía realizar ese trabajo sin ayuda.

 

 

Eje principal

Mecanismo manual de la sobadora de harina.

 

 

 

Sobadora de harina.

La harina mezclada con agua y sal era pasada por los rodillos para su amasado. Tecnología punta para aquella época.

 

 

Otra de las maravillas técnicas del molino era su FRENO.

Cuando el viento soplaba más fuerte de lo normal, este invento hacía levantar la piedra superior y la molienda se detenía.

Batidora manual.

Los molinos también eran productores de pastelería.

En la fotografía podemos observar como dos ejes son movidos por una rueda para batir huevos y con estos realizar pan de leche, pan de manteca, marquesotes...

 

 

Molino de Pérez Guerra

Fue este molino, junto con el de los Carmona en Breña Alta, los pioneros en toda la isla datado en 1902.

 

Fotografía cedida por Loreto Fidel de La Cruz.
Fotografía cedida por Loreto Fidel de La Cruz.

Puntallana





Molino de Don Rosendo - Santa Lucia:

Principios del siglo XX.

Otro patrimonio que sin duda merece un rescate urgente.

 

Cortesía Historia de La Palma
Cortesía Historia de La Palma

 

 

 

Molino de Don Rosendo.

Se tiene conocimiento de tres molinos de viento en Puntallana, dos en Santa Lucía propiedad de Don Pablo Hernández Concepción y uno en El Granel.

También contó Puntallana con un molino hidráulico en el Cubo de La Galga en funcionamiento hasta 1915 y propiedad por último de la familia Poggio.



San Andrés y Sauces

Molino hidráulico El Regente:

Museo Etnográfico del Gofio Molino El Regente. 
Calle Los Molinos.
Construido por Luis de Vandewalle y Quintana en 1873.
Era usado para la fabricación de gofio y la molienda de harinas a gran escala.

Marcos y Corderos en un ejemplo de canalización que data de tiempos de la Conquista, aunque han sido modernizados y canalizados en los años 40.

 

 

La Torna - restos del molino de La Princesa.

La Principal función de estos molinos era abastecer de agua los cultivos de la caña de azucar de los grandes señores tras la conquista.

 

Santa Cruz de La Palma

Molino 1

 

Barranco del Rio:

Los molinos de la isla son construidos desde la Conquista aprovechando los desniveles para el movimiento de maquinarias por medio del agua.

Era tan abundante el caudal, que en este barranco se construyeron trece molinos.

Son los más antiguos de la isla pues abastecían de agua a la capital.

En 1567 el Portugues Gaspar Fructuoso describe que seis molinos abastecen las demandas de La Capital

 

 

 

Molino 2

 

Barranco del Río:

 

Bajo Electrón, nos encontramos con este molino abandonado.

Construido en 1872.

 

 

 

Molino el Remanente:

Edificados en 1871

 

 

Molinos de Las Nieves:

Esta fotografía tomada desde el mirador de los Cañones en Las Nieves, ofrece el aspecto típico de molino, pues se observa con claridad la caída, el molino, la casa del molinero y los almacenes.

Molinos de Bellido:

Construidos en 1882.

LLevan el nombre de don Juan Vandewalle Vellido el cual en 1609 cedió parte de los terrenos para el paso del primer canal de agua de abastecimiento público.

La importancia de abastecer la Capital Palmera con agua de abasto hizo que se realizaran muchas obras acuíferas en la Isla. Los cuatro Molinos de bellido se construyeron junto al canal para así aprovechar la caída del agua y mover los molinos de gofio.

De los cuatro molinos que componen el lugar, solo uno está habitado, el resto se encuentran en abandono.

 

 

Desde Santa Cruz de La Palma hasta el Barranco del Rio existe una ruta llamada ruta de los molinos, un paseo a lo largo de la historia cultural y a la vez nostálgico




El Pirulí:

Esta columna de piedra situada en el barrio de Benahoare, es una prueba de por donde pasaba el canal de agua.

Se pueden observar las escalinatas de piedra para acceder a la parte superior y proceder al mantenimiento y limpieza de los canales.

Breña Alta

 

 

 

Molino de Buenavista:

Construido en 1862 por Don Isidoro Ortega Sánchez por encargo de Don Manuel Cabezola y Carmona.

 


Cortesía Historia de La Palma.
Cortesía Historia de La Palma.

 

 

Molino de Buenavista

 

 

Ejes y piedra del molino de Buenavista en la actualiadad.

Molino del Hotel Florida:

Es el único molino hidráulico que existe en la isla. Situado en el Hotel Florida de Bajamar. Data del siglo XVI

Esta fotografía está tomada desde el exterior por lo que no podemos resaltar su mecanismo y funcionamiento.

Fotografía cedida por Carlos Yanes
Fotografía cedida por Carlos Yanes

 

 

 

Molino del hotel Florida años 50

 

Los LLanos de Aridane.

 

 

Molino de agua - Iglesia de Nuestra Señora de Las Angustias - Los LLanos de Aridane.

 

El Molino del Tío Quiterio

La zona de Las Angustias contaba con dos molinos hidráulicos.

Tazacorte

 

 

Molino de La Romera.

Tazacorte.

 

 

 

El progreso de los Molinos ha ido avanzando en los últimos 30 años.

Estas piedras de molino ya modernizadas y mecanizadas pertenecen a la Molinera de Breña Baja.

 

 

No podemos acabar esta historia sin homenajear a las "Aguadoras"...mujeres que transportaban el agua en su cabeza sin derramar ni una sola gota.

 

 

 

Es increíble como la historia se puede borrar con unas simples hojas.

Si nosotros, los descendientes de estas personas que lucharon tanto por nuestro futuro en el pasado, no luchamos en el presente, esta historia caerá en el olvido.

Palmeros en El Mundo por la protección de nuestro Patrimonio Histórico.