Puntagorda

Haga "clik" sobre las imágenes para ampliarlas

Antiguo cantón de  Tijarafe o Hiscaguan.

En 1833, Puntagorda comienza su andadura como municipio convirtiéndose rápidamente en el principal punto de abasto de madera y brea de la isla.

Cuentan que con maderas de Puntagorda se construyeron las ciudades de Santa Cruz de La Palma y La Laguna, tanto fue así que casi se extinguió el Pino Canario.

Hoy Puntagorda puede enorgullecerse de ser uno de los lugares más hermosos y auténticos de la isla. 

 

Puntagorda presume de ser el municipio que vió emerger del mar la Isla Bonita hace Dos millones de años.

Lanzarote - Famara y Los Ajaches.

Fuerteventura - Jandía y Betancuria

Gran Canaria - Zona centro.

Gomera - Noroeste.

El Hierro - Noroeste.

Tenerife - Adeje, Teno y Anaga.

La almendra

Recién conquistadas las islas Canarias por parte de la Corona se introdujo el almendro como parte principal de la subsistencia de los isleños debido a su rápido crecimiento y alto valor nutricional.

Conocido científicamente como Prunus amygdalus Batsch, los almendros se dividen en dos categorías, Dulce también conocidas como mollares más fáciles de separar la semilla de la cáscara y la amarga utilizada principalmente para propiedades curativas y aceites.

Aunque los almendros se encuentran repartidos por toda la isla, son los municipios de El Paso y Puntagorda donde podemos contemplar más ejemplares ofreciendo entre los meses de enero y marzo un espectáculo de color único e inigualable.

Durante más de 500 años, el negocio de la almendra alimentó y dio trabajo a gran parte de la población dedicándose los hombres a la vara y las mujeres a la recolección y pelado.

La almendra palmera fue reconocida a nivel mundial por su alta calidad exportándose a Inglaterra, Mónaco y Alemania y adquirida por fábricas de renombre como Jijona, Cadbury o Tirma hasta bien adentrados los años 20 del siglo pasado.

Tres eran los trucos utilizados para conocer al almendra dulce de la amarga, el primero era colocar una piedra en los troncos de los frutos dulces, otro observar las semillas caídas en el suelo, si estas estaban mordisqueadas por roedores eran dulces ya que las amargas son altamente venenosas y la tercera ver en que frutales se posaban las grajas.

En 1912, el periódico "Agrícola", los ingleses advierten de que se están mezclando dulces con amargas para aumentar los kilos y que si la cosa continúa dejarán de adquirir nuestro preciado fruto asunto que terminó en declive.

En la actualidad son pocas las personas que se dedican al cultivo del almendro siendo más un espectáculo de color que un negocio productivo encontrándose mayoritariamente en estado lamentable y con falta de cuidados.

Tan solo en Gran Canaria y en especial el municipio de Tejeda sigue la producción como antaño siendo un referente turístico de primer orden gracias al Cabildo y varias asociaciones que se han subido al carro del progreso.

 

 

La Fiesta del Almendro en Flor se realiza en el barrio de El Pinar. Esta fiesta comienza en el año 1977 y se celebra el último fin de semana de Enero o el Primero de Febrero de cada año, según sea la floración de los almendros, fruto al cual se le rinde tributo.

Datos Ayuntamiento de Puntagorda.

 

 

Actual iglesia de San Mauro.

 

 

Pino de La Virgen.

Es el pino más antiguo del municipio.

 

1890
1890

Puntagorda

Años 80 cortesía Historia de La Palma.
Años 80 cortesía Historia de La Palma.

 

 

Capilla y plaza de San Roque - Barrio El Roque.

San Mauro

Iglesia de San Mauro - Edificada en 1571.

El 31 de Agosto de 1811 un incendio en la casa rectoral acaba con todos los archivos.

 

Casa Parroquial.

Mandada a construir en 1574 por el licenciado beneficiado en esta parroquia, Luis Pérez Carmona.

Tubo función de pósito y la cárcel

En 1779 este mismo recinto servía de consejo del Santo Oficio de la Inquisición en la comarca quemándose en el mes de agosto del mismo año.

Mirador de Matos
Mirador de Matos

Drago del Roque - Fagundo

 

 

En 1347, el Rey Don Alfonso XI firma la protección y creación de los caminos Reales de todo España.

Tras la Conquista, estos pasos son creados para el traslado de personas y transporte de mercancías.

Algunos fueron de nueva construcción, pero la mayoría eran los pasos de los antiguos Auaritas los cuales conocían a la perfección cada rincón de la isla.

Hoy en día se les concede el título de Cañadas Reales o Caminos Reales y están protegidos en su totalidad siendo del Pueblo y para el Pueblo, quedando prohibida su destrucción por Ley Real.

 

 

Molino de gofio El Roque.

Construido en 1885 por por encargo de José María Rodríguez Álvarez Construido por los Hermanos Acosta carpinteros Garafianos

Porís de Puntagorda

Al igual que el resto de los Proís de La Isla, fueron construidos para el embarque de personas y mercancías, ya que el Norte no contó con carreteras hasta 1950.

Una hazaña histórica, pues este en particular ha sido construido en un acantilado vertical.

Desde la conquista, la isla de La Palma, pero en especial Puntagorda, fue el municipio por excelencia para la producción y elaboración de la Pez o brea, conocida en Canarias como resina. 

Este producto gelatinoso y pegajoso, era utilizado como impermeabilizante para los barcos y como barniz para las viviendas, siendo muy codiciado a nivel mundial.

Fue tan codiciado, que Puntagorda contaba por entonces con tres industrias propias para su elaboración, hoy solo quedan algunos vestigios de aquellas manufacturas en Las Viñas del Reventón.

Gaspar de Fructuoso, nos describe con gran naturaleza la elaboración y producción de este producto que casi estuvo a punto de exterminar los grandes pinos del municipio.

Por este motivo, el 14 de septiembre de 1789, y por Real Audiencia, Felipe II prohíbe la tala de pinares medianos dejándolos crecer y que dicha madera sea solo utilizada para el consumo de la isla.

El puertito de Garafía, fue el principal punto de negocio de esta industria maderera llegando a ser conocido como el Puertito de Fernán Gil propietario de la mayor empresa de la isla.

Puntagorda sufrió tal exterminio de pinares, que a principios del siglo XX, Doña Lucía dona al Cabildo, gran parte de sus terrenos con el único fin de que ningún pino sea talado y que se conserve para las prosperidad, estos terrenos han llegado a nuestros días con el nombre de el Fayal o Montes de Lucía.

En 1928, el Fayal fue propuesto por las autoridades provinciales para su consideración como Parque Nacional.

   Mercadillo de Puntagorda

 

Sin duda alguna, el mercadillo de Puntagorda es fiel reflejo del delicado trabajo con el que las manos artesanas demuestran cada tarde de sábado el cariño y el amor por nuestras tradiciones.

A todos, gracias por ser tan especiales