Tijarafe

Haga "clik" sobre las imágenes para ampliarlas

 

 

Ayuntamiento de Tijarafe. 

1895
1895

 

 

Tijarafe es el único Municipio de la isla que conserva su nombre aborigen el cual no ha sido modificado a lo largo de la historia.

Desde su reparto por los conquistadores, este Municipio siempre ha estado ligado a la agricultura siendo el quinto por extensión de la isla.

Tierras del sobrino del Adelantado Fernandez de Lugo desde que en 1493 se reparten las tierras en la cueva de Carías en Santa Cruz de La Palma.

Al igual que ocurrió en Garafía, la esclavitud se asienta en esta zona a partir de 1516 que es cuando la esclavitud queda abolida.

Tierra desconfiada de forasteros por las múltiples trabas que abusaron de la nobleza de sus gentes, hoy en día emerge como un Municipio con futuro, el cual, va creciendo con lentitud pero con sabiduría.

Parroquía de Nuestra Señora de Candelaria

El primer documento que tenemos sobre dicha iglesia data de 1515 de manos del Señor Obispo Fernando Vázquez de Arce refiriéndose al párroco del lugar.

El primer tomo de bautismos data de 1591.

El trato poco afectivo y las reformas a lo largo de su historia han hecho desaparecer gran parte de la documentación sobre su construcción.

Parte de su estructura fue construida como en todas las restantes de la isla por manos privadas, pudiendo documentar que la capilla colateral fue realizada por encargo de Alférez Pedro del Castillo Riverol en cuyo lugar descansan sus restos.

La espadaña, único edificio de la isla con acceso por escaleras exteriores, fue levantado por el maestro cantero Don Domingo Álvarez en 1686.

Declarada Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Canarias en 1996.

 

 

1909 cortesía Yilianna Rodriguez Martin.
1909 cortesía Yilianna Rodriguez Martin.

 

 

Calle Adiós a la izquierda llamada así pues era la calle que llevaba al antiguo Camposanto.

Casa céntrica con una carta de Dulce Maria Loinaz de 1958
dice así:
Si llegan a visitar mi isla de La Palma no olviden ir a Tijarafe, donde existe una calle que se llama ADIÓS.
¿Qué secreto alentaba en ella que su recuerdo había perdurado a través de una distancia que medía por olas, de un tiempo que ocupa casi toda la vida?..Lo supimos después.No era sombra de amor ni de misterio.No era aroma de leyenda. Adiós, sencillamente era la calle que conducía al camposanto. Pero voy a decir lo que era de manera exquisita: lo era con poesía que era una cosa que se da muy poco en materia municipal, y, por mejor decir poco en cualquier materia.
No creo que haya habido Concejales padrinos:  fue el pueblo, un pueblo diminuto el que se acostumbró a llamarlo así, o ella misma nació ya con ese nombre que le era íntimo consustancial, exacto. De ahí la gracia la finura que no puedo olvidar quien la mira en otros días con sus ojos de niño.
La calle va en declive, cortada sobre un risco; el pueblo queda arriba recogido el puñado de sus casas al filo del barranco. Pero hacía abajo y ya en el mismo taluá que desciende verticalmente , en un despliegue de la roca han puesto el cementerio, como quien pone un ramo de azahares al pecho de la montaña.
Bien se comprende que es difícil llegar a aquél sitio,aún par a los hijos de esa fragosa tierra avezados a franquear desfiladeros:fue así que se hizo uso con el tiempo en detenerse en cierta escotadura donde la calle se quebraba por un corte de tajos descendentes.
Era el umbral de las despedidas : allí quedaban los acompañantes todavía por unos minutos viendo bajar ya a picos de las Breñas un reducido resto de cortejo.Allí en silencio conmovido daban el último saludo el amigo al amigo que se iba, el hermano al hermano ....Luego se volvían calladas calle arriba , impregnada de suspiros hecha de adioses sin salida , no podía tener ya más que un nombre :
y se llama ADIÓS.
Dulce Maria Loinaz "Un Verano en Tenerife" Aguilar Madrid 1958

Cementerio de Tijarafe

El 30 de agosto de 1863 es aprobado por Gobierno Civil el traslado del Campo Santo desde su lugar en la plaza de La Candelaria a un punto más alejado de la zona poblacional por falta de higiene y enfermedades.

Se instala por aquel entonces en la actual Plaza de La Paz, donde se encuentra en la actualidad el Ayuntamiento, pero la población crece de 2.900 personas a cerca de los 3.000 y estos se instalan en las zonas cercanas al casco antiguo, obligando al ayuntamiento a realizar nuevos cambios. 

El actual cementerio es inaugurado en 1946 siendo los gastos sufragados por el Ejército de tierra con un coste de 60 euros (10.000 pesetas de la época)

 

 

 

Monumento al Salto del Pastor.

Donado al pueblo por el Excmo. Señor Don Antonio Angel Castro Cordobes en 2007

Tijarafe

LA LUZ DEL TIME:

Cuenta la leyenda, que una madre desesperada andaba por el camino de Amagar, que unía Tijarafe con el Valle de Aridane pasando por el barranco de Las Angustias en busca de salud para su pequeño hijo. Al llegar a la cima y cuando comenzó a bajar por el desfiladero hacia el valle, el viento y la lluvia le apagaron el único farol que traía. Se encontró de bruces con un madero de pino de tea que daba forma a una cruz y, soltando al niño, la arrancó, la despedazó e hizo una antorcha, produciéndose la más brillante e inimaginable luz para un caminante. 

El niño se recuperó y su madre quiso convertir aquella cruz en promesa, por lo que acudió de nuevo al lugar e instaló una nueva cruz.

Al clavar la nueva cruz, esta comenzó a brillar y la madre se arrodilló frente a ella.

Hoy, son muchos los que afirman ver una gran luz en las laderas de El Time bajando por el antiguo Camino Real. Nace aquí la Leyenda de la Luz de El Time

 

Fiesta del Diablo.Bajo la Plaza un vecino del Municipio es engalanado con una armadura metálica repleta de fuegos de artificios.

Los vecinos y visitantes esperan en la plaza su llegada escoltada por decenas de voluntarios.

El diablo danza en el centro de la plaza a ritmo de la música soltando chispas en todas las direcciones.

Esta atracción atrae de todas partes del Mundo miles de personas.

la fiesta se repite cada año la noche del 7 al 8 de Septiembre.

Imposible describir esta fiesta con imágenes.

Fotografía de Nikonistas Forever.

 

 

Museo Etnográfico - Biblioteca Municipal - Jose Luis Lorenzo Barreto. Calle Real. El edificio verde presumió de ser el antiguo Ayuntamiento del Municipio

Jardín de los versadores

Homenaje a los músicos.

La inmigración a Cuba en los años 40 por parte de la población Palmera en busca de una mejor vida, importó el cantó Cubano, conocido aquí como Punto Cubano.

Son canciones que surgen de la nada acompañadas de música, como cuando éramos niños y nos inventábamos las canciones.

Hoy pocas son las personas que siguen esta cultura siendo más popular en las bodegas privadas, una cultura casi perdida.

 

 

Casona en El Barranquito.

Podemos contemplar como la arquitectura Canaria ha sido copiada en todas las islas.

Esta casona demuestra parte superior y parte inferior.

La parte superior era utilizada como vivienda y la parte inferior para la guarda de animales y productos agrícolas.

Casi el 60% de estas casas con historia hoy en día, se encuentran en abandono por toda la geografía insular, un legado histórico que se pierde por la desidia de los propietarios al ser propiedades que van pasando por muchos herederos, los cuales su desacuerdo hacen peligrar la historia de una tierra.

En otros paises estas propiedades si no son restauradas pasan a manos de los gobiernos siendo utilizadas para fines públicos.

 

En casi todos los caminos Reales de la isla, existe una cruz que bendice a los que parten y dan la bienvenida a los que llegan.

Cuenta la leyenda, ya solo en la memoria de los vecinos de Tijarafe, que en el siglo XVIII desembarcaron por la Cueva de Candelaria unos moriscos pertrechados con espadas y armas de fuego con la idea de saquear el lugar, los vecinos viendo como accedían por el camino Real acudieron en su busca para repudiarlos, pero la minoría en armamento hizo que no sobreviviera ninguno.

En ese lugar hoy conocido como La Matanza existió un calvario que daba honor a todos los fallecidos aquel día, hoy ya solo nos queda una de las tres cruces.

 

Ermita del Buen Jesús 1584.

Declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento.




 La Cruz de Arecida.

Esta cruz se hizo con madera del techo de la ermita del Buen Jesús en su reparación en el año 1997.

Proís de Candelaria

Pocos documentos han llegado a nuestros días sobre la historia de este pintoresco lugar.

Tanto Abreu Galindo como Torriani nombran la cueva pero no contemplan puertito alguno.

Si es cierto que en este lugar, se han encontrado restos aborígenes al igual que algunos grabados o pocetas de sal.

Lor primeros escritos que se conservan hablando del lugar como puertito datan de 1588.

Conocido como proís o porís de Tijarafe, su nombre real es Proís de Candelaria, pues cuenta la leyenda que cuando la virgen de Candelaría se trasladaba desde el puerto capitalino a Puntagorda, los marineros pararon a descansar en este lugar, al zarpar, fue tan mala la mar que tuvieron que volver al refugio y así en varias ocaciones. Desde entonces, el Proís lleva el nombre en honor a la virgen.

Juan B. Lorenzo: 

Después de estar dentro de la cueva, no sabe el viajero que admirar mas, si la bóveda que la cubre, jaspeada de azul, blanco y verde como si fuese de mármol exquisito y pulimentada por la mano de un hábil artista. Sus aguas son tan claras que se ven pasar a los pececillos que recrean el ánimo a la vista.

El camino de acceso fue construido en 1921.

 

Barranco del Jurado.

se encuentra dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos.

A mitad de este enclave, podemos observar un conjunto de rocas basálticas en forma de cabeza de rinoceronte o el triceratops casi perfecta.

En tiempos de conquista,existía bajo este, un camino que llevaba a la Cueva Bonita conocido como el camino del juro (agujero) que con el transcurso de los siglos cambió a Jurado.

Indagando un poco más profundo en la palabra JURO, llegamos al siglo XIII nombre dado por la Corona de Castilla a la deuda pública, "agujero por el que se perdían o repartían impuestos".

 

Tinizara

Ermita de Tinizara - Tijarafe.

Construida en 1954.

Dedicada al Sagrado Corazón de Jesús.