Villa de Mazo

Haga "clik" sobre las imágenes para ampliarlas

 

 Antiguo cantón de Tigalate en tiempos prehispánicos sus reyes llevaban los nombres de Jariguo y Garehagua.

 

Ayuntamiento de La Villa de Mazo. 

Inaugurado el 3 de febrero de 1930

 

 

Segundo ayuntamiento de Mazo.

Estuvo ubicado donde se encuentra el actual.

Fue demolido en 1928

 

 

Biblioteca Municipal Alonso Pérez Díaz. Edificio legado a su pueblo por Don Alonso Pérez Diaz bajo testamento en 1958.

Fue oficialmente inaugurado el 28 de mayo de 1967.


Iglesia de San Blas

Fundada por sus vecinos en 1512 cuyos terrenos fueron donados por Martín Camacho y otros conquistadores.

Como todas las iglesias de la isla, esta comenzó a pequeña escala junto con otras de la Villa como la de Velmaco, el Hoyo o la de Belmaco pero poco a poco fueron ampliando su construcción, gracias sobre todo a donaciones de las familias nobles de cada municipio.

En 1571 es nombrada iglesia por el Obispo Fray Juan de Alzorolores nombrando este como primer párroco al vecino del municipio Don Luis Correa propietario de la casa parroquial.


No todas las iglesias de la isla estaban autorizadas a realizar bautismos ya que no poseían pila bautismal en La Palma solo existían seis de estas iglesias bautismales o ayudas de parroquia: Nuestra Señora de los Remedios de Los Llanos de Aridane, Nuestra Señora de Candelaria de Tijarafe, San Amaro de Puntagorda, Nuestra Señora de la Luz de Garafía, Nuestra Señora del Rosario de Barlovento y San Blas de Mazo.


Se divide esta en tres naves, la antigua y central de 1512, la segunda izquierda de 1678 y la tercera de 1802.


En su interior observamos obras como el retablo mayor de 1709, retablo de la Virgen del Rosario 1689, retablo del niños Jesús 1773 o imágenes policromadas procedentes de Sevilla, Flandes y otras de maestros artesanos palmeros.


Posee esta, un campanario construido en su primera fase en el siglo XVI  y la segunda en 1958 con un reloj sufragado por los vecinos, el cual tras décadas sin funcionar se decidió por parte del Ayuntamiento y del Gobierno de Canarias restaurarlo en el 2006.


En los años 70 se descubrió la antigua puerta central de la iglesia y se dejó a la vista, aunque está también ciega. En esa puerta se encuentra actualmente la imagen de la Virgen de Lourdes donada por el matrimonio Maruca Guerra y Paco Rosa. Esa imagen está esculpida en piedra por el escultor burgalés Ismael Ortega. La piedra procede de la misma cantera que las piedras de la Catedral de Burgos

En el siglo XVII, la Villa de Mazo no contaba con manantiales de importancia para el abasto público.

La única fuente conocida por entonces era el manantial del pico de Nikiomo, pero solo las clases más pudientes podían hacer acopio de este lugar.

Existían en toda la isla aljibes de TEA de grandes dimensiones donde se almacenaba el agua potable, Gaspar Fructuoso escribió que los médicos que visitaban la isla, se asombraban de la calidad de sus aguas y que los Palmeros eran personas sanas gracias a esta.

Para evitar la penuria de los vecinos más pobres, el obispo Martinez de La Plaza ordenó en 1789 la construcción de aljibes, charcas y pozos en todo le municipio de Mazo.

Una de las fuentes naturales más apreciadas es la Fuente de Las Goteras en El Pozo  (hoy olvidada a su suerte). Estas aguas eran transportadas en barricas de madera por medio de mulas y gracias a ella, el municipio de Mazo prosperó. En 1837 Mazo se independiza de Fuencaliente y La Palma contó con el cantón número 13.

Corpus Cristi

 El Corpus Cristi de La Villa de Mazo proviene del 18 de Septiembre de 1774

Los arcos y alfombras se colocaron en las calles del Municipio para dar la bienvenida a la talla Mexicana de La Virgen de Los Dolores.

La Primera alfombra que vistió las calles de Mazo fue La Sabina.

 

En el año 2002 el Gobierno de Canarias concede la Medalla de Plata, importantes del Turismo, a la fiesta del Corpus de Villa de Mazo, a propuesta del Excmo. Cabildo Insular de La Palma.

 

Cada mes de Junio, Mazo viste sus calles en el día del Corpus.

Los vecinos se vuelcan en adornar sus calles principales vistiéndolas de hermosas alfombras realizadas con productos naturales realizadas a mano.

 

 

Museo La Casa Roja

Museo del Bordado y del Corpus Cristi

Museo La casa roja.
Pintada y decorada por Luis "La Tora", fue mandada a construir en 1911 por Leopoldo Pérez Díaz, un hombre de negocios afincado en Venezuela.
A principios de 1970 un alemán, Jürgen Fischer, se hace con ella y la convierte en un hotel, donde empieza a ser conocida como "Casa Roja". 

En 1996 es restaurada para albergar el Museo del bordado y del Corpus Cristi.

 

 

Molino de Mazo

 

Molino de Mazo. TIENDA DE ARTESANÍA. Casa de Los Ortega.

Los propietarios cuentan con más de 192 reproducciones aborígenes las cuales cuecen a fuego para ofrecernos una maravilla histórica perfecta.

Para saber más visite nuestro álbum molinos de La Palma.

 

 

 

Casa de Camineros de Tiguerorte.

Eran fundamentalmente viviendas para dos familias, con algunos usos comunes (cocina y baño), lo mismo que los faros. Son de la época de Primo de Rivera y de la II República y los camineros tenían encomendado atender el mantenimiento de tramos de la carretera.

La Bajita

 

 Playa La Bajita.

Los Palmeros son muy amantes de la mar y han instalado lugares de veraneo a lo largo de las costas.

La Bajita refleja con todo encanto estas tradiciones pues son las mejores cuidadas de toda la isla.



Nuevo aeropuerto de La Palma.

Primer aeropuerto eólico de España.

Inaugurado en el 2011

 

Ermita de Nuestra Señora de Los Dolores

 

Bendecida el 15 de abril de 1761, fue construís por el Prestíbero don Tomás Fernández Riverol en el lomo de Lodero, terrenos de su propiedad.

La imagen de los Dolores con el cristo en los brazos es procedente de México y data del siglo XVIII.

 

 

Cruz del 5º centenario de la Evangelización de La Isla. (1492-1983) Villa de Mazo a 29-4-1993.

 

 Situada en el barrio Monte de Breña, se encuentra la ermita de Santa Rosalía.

Fue erigida y dotada por el presbítero Domingo Lascano Yanes y Monteverde en su propiedad en 1794

La Salemera

 Playa de La Salemera.

Faro de Arenas Blancas edificado en 1992 por el Arquitecto Mariano Navas.

Playa de La Salemera Número internacional D-2849.51.

 

Cuenta la leyenda, que en este lugar es donde le fue dado el nombre de Mazo en el siglo XVI.

Bajo la angosta montaña del Azufre, metida en la mar, se encuentra una roca en forma de Maza o Mazo para machacar el lino y de ahí la inspiración al nombrar este municipio como Mazo.

La Montaña del Azufre pertenece al edificio volcánico de Cumbre Vieja y los estudios geológicos la sitúan entre los 100.000 y 80.000 años de antigüedad, siendo el volcán de San Juan en 1949 el último en formar este paraje natural.

Debido a la gran concentración de restos prehispánicos, flora y fauna fue declarada en el año 2001 Monumento Natural.

Cruz de La Laja - La Sabina.
Cruz de La Laja - La Sabina.

Cueva de Belmaco

Los grabados de Belmaco fueron descubiertos en 1752 por el Palmero Domingo Vande Walle de Cervellón.

La zona está compuesta por cuatro piedras, tres exteriores y una interior de la cueva.

Otros investigadores del siglo XVIII y XIX como José Viera y Clavijo, el Francés Sabin Berthelot, el Alemán Karl Von Fritsch, René Verneau han estudiado en profundidad Belmaco, pero es este último el que descubre bajo Belmaco otro yacimiento importante.

 

Parque Arqueológico de Belmaco - Cueva de Belmaco. Localización: Carretera Hoyo de Mazo a Fuencaliente, km 7. Lomo Oscuro (Villa de Mazo) Teléfono: +34. 922.696.074 Fax: +34. 922.440.090 Horario: Lunes a Sábados de 10.00 - 18.00 h

Para saber más visite nuestro álbum Belmaco - Villa de Mazo.

 

 

 

Ermita de San Juan Bautista, Belmaco edificada en 1709.

 

La isla de La Palma, cuenta con un gran patrimonio sobre leyendas y fábulas que dan nombre a lugares.

A lo largo de estos meses, hemos nombrado el porqué barrios, zonas y calles llevan nombres peculiares que tanto nos llama la atención.

Hoy nuestra historia, nos lleva a Mazo de la mano de don Félix Duarte (Cronista oficial de Mazo) en el que una mujer y un asesinato dan nombre propio a rincones de la isla.

En la Villa de Mazo, con nombre aborigen Tigalate, vivía la princesa Arecida, mujer hermosa y de raza pura, hermana del capitán Gerehagua jefe de Belmaco y de todo Tigalate.

Amiga de un cristiano herreño de nombre Jacomar, bajaron a la costa donde se encontraron castellanos que venían en busca de agua y alimentos. Estos hicieron presa de ambos para su posterior venta como esclavos.

Jacomar informó a los castellanos que el era cristiano y que no podía ser vendido como esclavo y en la desconfianza del momento, le pidieron que asesinara a Arecida para demostrar la veracidad de sus palabras. Este asestó varias puñaladas a la princesa dándole muerte en el lugar.

En 1445, Jacomar vuelve a La Palma y hace amistad con un aborigen de su misma edad al que cuenta la historia del asesinato sin darse cuenta de que ese hombre era el enamorado de Arecida, este, por venganza da muerte al asesino de su amada.

La princesa era tan querida y admirada en la isla, que dio nombre a un pago de Tijarafe -ARECIDA- y su vengador dio nombre a una montaña y a una fuente de la Villa de Mazo Tiramazán.

Cementerio de San Blas.

Cementerio de San Blas - Villa de Mazo.

El 3 de abril de 1787, Carlos III por real orden prohíbe el enterramiento en el interior de las iglesias por higiene pública ordenando que estuvieran alejados de sitios poblados.

La economía en La Palma, basada casi en su totalidad por la agricultura, atravesaba momentos muy difíciles y los ayuntamientos no podían costear terrenos para la construcción de campos santos.

Fue la iglesia la que cedió los terrenos para su construcción y tras muchas inquietudes políticas, es inaugurado a finales de 1863.

En 1917, vivía en el municipio un súbdito inglés el cual agonizaba y el entonces alcalde don Isidoro Toledo, preocupado de donde darle entierro escribió al Gobierno Civil recibiendo respuesta inmediata.."Denle entierro donde fuera y que se valle la tumba hasta que pueda ser trasladado dentro de algunos años al cementerio de San Blas que por entonces amenazaba ruina. Esta tumba aún existe a la derecha de la puerta principal.

Debido al aumento de población, en 1960 se construye el cementerio de Tigalate.


A comienzos de Marzo de 1943, aparece en las costas de Mazo el cadáver mutilado de un soldado británico de nombre John Lee.

John, pertenecía a La Marítime Regiment Royal Artillery de la marina real Británica y su destino era dar apoyo marítimo a los barcos que trasladaban alimentos y maquinaria desde los EE.UU a Gran Bretaña, pero los U2 (submarinos alemanes) hundieron el barco escolta y el cuerpo de lee fue traído por las corrientes marinas.

En 1951, el Consul Británico en Canarias solicitó oficialmente al ayuntamiento que se le cediera el trozo de terreno donde descansaba su compatriota. Eran estos momentos difíciles, pues gobernaba Franco y España era neutral a la Segunda Guerra Mundial, tuvieron que pasar algunos meses para que se aprobara la solicitud y por fin el 21 de Julio de 1951 se aprueba por el entonces Ministro de La Gobernación Blas Pérez González que ese trozo del cementerio sea declarado suelo inglés.

Fuente: Cirilo Velazquez Ramos - Historia general de Villa de Mazo.

Roque Niquiomo

En 1941, se trasladan a La Palma el profesor de Historia de La Laguna Elías Serra Ráfols y su alumna Avelina Mata para profundizar sobre la historia aborigen. Fruto de esta investigación, descubren el Parque Arqueológico de La Zarza y La Zarzita en Garafía y el Pico de Niquiomo en la Villa de Mazo.

Este último, por pura casualidad, pues un vecino de Mazo informó de que arriba en el Monte, había una fuente que daba de beber a todo Mazo y que de pequeño recordaba ver vasijas de barro en pequeñas cuevas. 

Por medio de un mapa propiedad de don Juan Álvarez que nombra la fuente y la cueva de Niquiomo es descubierto el lugar entrando en el Registro de Espacios Naturales.

El último yacimiento fue descubierto en el 2015 y consta de trozos de vasijas de barro con una antigüedad superior a los 1000 años.

Casitas típicas de Mazo

Mazo cuenta con unas 1.200 casitas de arquitectura tradicional, siendo el Municipio de la isla donde se pueden apreciar con mayor calidad sin caer en el olvido.

Las Maretas 

Existe un lugar, donde nuestros abuelos recuerdan historias de sus abuelos, hablamos de más de 250 años de recuerdos.

Este lugar histórico y olvidado a su vez lleva el nombre de Las Maretas en la Villa de Mazo, bajo el actual aeropuerto de La Palma.

Palmeros en El Mundo ha querido rendir un pequeño homenaje al último "chochero".

Tono Sicilia Pérez, nace en Breña Baja en 1949 y es el más pequeño de cuatro hermanos, recuerda con nostalgia aquellas andanzas en las veredas de Las Maretas, descalzos por la pobreza y la guerra civil, sin lujos, pero disfrutó una niñez que muchos quisieran hacerlo en esta época.

Las Maretas, eran el lugar de trabajo de sus bisabuelos y estos a su vez de sus abuelos.

El cultivo del chocho se remonta a siglos, una tradición ya extinta casi en su totalidad, pues es poco el que se sigue cultivando en la isla.

Este producto, de semilla amarga y llamado "chocho" por el lugar que germina parecido a la vagina, siendo su nombre verdadero altramuz, se sembraba en el mes de mayo en las zonas de Breña Baja, Mazo, San Pedro y la Montaña de La Breña siendo recogido en Septiembre. Debido a su sabor amargo, era necesario remojarlo, la falta de agua potable hizo que dicho producto se bajara a cotas bajas donde se procesaba para luego mezclarlo con el gofio y así alimentar a la población.

Bajaban las mulas cargadas de chochos desde Las Breñas, donde se amontonaban en las chozas, las mismas que vemos en las fotografías; estas se median en un almud de 4,5 kilos y pagadas en esa cantidad.

Luego, se tostaban en tostadores de barro para pasar a las maretas donde se mantenían entre 8 a 10 días en agua salada con el fin de que perdiera la acidez característica.

Pasados estos días, se dejaban secar en los tendales indicando con telas blancas que ya estaban al secano. Estos telares llevaban el nombre de Seña, pues eran vistos desde lejos por los "felegreses" (personas que transportaban los chochos) indicándoles que ya estaban listos para su recogida.

Familias como Timoteo Díaz García, Brígida Pérez Martín, El Mudo o Pablo el mojo hicieron una industria digna de mención y a ellos este homenaje de la mano de Yolo.

La emoción de este veterano, me hizo comprender que no apreciamos lo que tenemos en esta isla, que preferimos lo que nos viene de fuera y nos avergonzamos de nuestra historia, de nuestros antepasados.

Decía la virgen mientras su mula caminaba sobre chochos secos " amargo los vea a ustedes como llevo yo la boca".

 

 

 

Cruz de La Centinela, Hoyo de Mazo.

Instalada en 1944